¿Privacidad? ¿Qué privacidad?

Hace unos días Google anunció sus planes de unificar sus políticas de privacidad entre todos sus servicios, y ha faltado tiempo para que se levante un revuelo sobre cómo esto supone un supuesto holocausto sobre nuestros derechos en internet.

Es obvio que si preguntas a cualquier persona que si valora su privacidad te va a responder que sí… pero en la mayor parte de los casos la verdad es que eso no es realmente cierto.

Pongamos un poco de perspectiva: millones de personas participan activamente en redes sociales en las que dan detalles personales de sus vidas, cuelgan fotos y vídeos e incluso publican check-ins de los lugares que visitan. Aun suponiendo que dentro de esas redes limitemos el acceso a contactos a los que conocemos realmente, estamos almacenando toda esa información en una infraestructura que no está bajo nuestro control, y no tenemos ninguna forma de impedir que nuestros contactos compartan todo esto con otras personas que no conocemos.

A efectos prácticos cualquier cosa que publiques en cualquier red social pasa a ser de dominio público, pero seguimos compartiendo detalles de nuestras vidas. Quizá en el fondo sea un cierto afán exhibicionista, no lo se.

Miremos ahora a las compañías detrás de esas redes sociales, compañías como Facebook o Google. Como empresas que son, no están ofreciendo sus servicios de forma altruista si no que obviamente buscan un beneficio económico. En el caso de estas dos su principal fuente de negocio es la publicidad, y la forma de maximizar sus ingresos es ofrecer a sus clientes (que no somos nosotros, si no las empresas que compran espacio publicitario) una mayor efectividad de sus anuncios al dirigirlos de forma más personalizada a los usuarios con mayores probabilidades de estar interesados en el objeto del anuncio.

Esto se consigue creando perfiles a partir de los datos personales que nosotros mismos proporcionamos.

Volvamos a Google y su unificación de políticas de privacidad: ¿qué significa ésto?. A partir de Marzo Google juntará los datos que obtiene a través de sus diferentes servicios para la creación de perfiles, y los usuarios podrán saber que todos los datos que Google obtiene de ellos a través de cualquier fuente serán tratados en base a un único conjunto de políticas. Ya no necesitas examinar individualmente las condiciones del buscador de Google, iGoogle, Youtube, Google+, Google Docs, Gmail, Google Maps, Picasa, Google, Places o Android, todas se rigen en base a las mismas condiciones, con las ventajas o inconvenientes que éstas puedan tener.

¿Por qué parece resultar sorprendente este cambio? ¿Por qué se lleva la gente las manos a la cabeza? Por una parte esto no cambia realmente el modus operandi de Google, ellos siempre se han dedicado a la recolección de información y la creación de perfiles con fines publicitarios. Lo han hecho desde el principio. Si esto te supone un problema no deberías haber usado nunca Google, y si no, nada cambia ahora.

Por otra parte, otras compañías como Facebook o Microsoft llevan años integrando los datos recogidos desde sus diversos servicios, de la misma forma que Google va a hacer ahora. Aunque estés accediendo a Facebook desde un único punto, no hay que olvidar que en realidad ofrecen varios servicios diferentes: perfiles, mensajería, correo, vídeos y aplicaciones, entre otros.

Igualmente, Microsoft combina datos recogidos desde servicios diversos como Hotmail, el perfil de Live, Bing, Skydrive, Office 365, las actividades en tu Xbox asociadas a tu gamertag o los informes de uso de Windows y WindowsPhone7.

El caso de Microsoft es especialmente curioso, ya que hace unos días anunciaron una campaña publicitaria para promocionar sus servicios usando la crítica a las políticas de Google para dar una visión positiva de los suyos propios. Pero veamos qué dice la política de privacidad de Microsoft para sus servicios:

La información recogida a través de un servicio de Microsoft puede ser combinada con información obtenida a través de otros servicios de Microsoft.

Oops!! Resulta que están aplicando el mismo tipo de unificación de datos de servicios que en la nueva política de Google que se han lanzado a criticar… lo cual tampoco resulta sorprendente después de que en su día Microsoft mintiese al gobierno de EEUU sobre las certificaciones de seguridad de los servicios de Google y de los suyos propios de cara a conseguir un contrato gubernamental.

No se, personalmente tengo la impresión de que últimamente se está llevando a cabo una campaña en contra de Google maniobrada por sus competidores para dirigir a los usuarios hacia sus servicios en detrimento de los de esta compañía, y en vista de que dichos servicios adolecen de las mismas prácticas por las que Google es criticada ni siquiera veo que se puedan excusar en el beneficio del usuario.

Que nadie se engañe, Google no son santos altruistas: recogen tus datos, crean perfiles y en base a ellos ofrecen publicidad personalizada. Para las empresas que compran espacio publicitario, el que el usuario vea publicidad con más probabilidades de que le interese es un plus, ya que habrá también más probabilidades de que haga click en el anuncio.

En el fondo es una cuestión de conveniencia: ¿son los servicios de Google lo suficientemente útiles para ti como para compensar por la recolección anónima de tus datos? O dicho de otra manera: de cara a obtener un servicio como el que ofrece Google, ¿prefieres pagar con dinero o con parte de tu privacidad?.

Si no quieres que tu correo esté en manos de terceros, puedes pagar por un servidor privado (o montarte uno en casa). Si no quieres que tus publicaciones estén en manos de terceros, puedes pagar por un espacio privado de hosting.

Si realmente valoras tu privacidad, ¿por qué estás publicando tu vida en internet?.