Cartoon Wars

Aprovechando que los móviles y tablets cada vez traen hardware más potente parece que esté de moda sacar juegos de conducción o shooters al estilo de los que jugarías en una PSP o en la PS3… y personalmente no tengo ningún interés en jugar a ese tipo de juegos en mi móvil. Por una parte porque los controles son incómodos, y por otra porque lo que espero de un juego de móvil es entretenimiento rápido para espacios cortos de tiempo, no una experiencia inmersiva de esas de pasarte horas delante de la consola.

Por eso me gustan los jueguecillos como Cartoon Wars.

Las partidas duran un máximo de 20 minutos, aunque normalmente se resolverán en menos de 10.

La mecánica es sencilla: debemos ir creando unidades para combatir con el enemigo en el campo de batalla que separa nuestro castillo del suyo. El objetivo es llegar a su castillo y destruirlo en menos de 20 minutos, y evitar que ellos hagan los propio con el nuestro o que se acabe el tiempo antes de haberlos vencido.

Para generar las unidades gastaremos maná, que se irá regenerando automáticamente y que también aumentará por cada enemigo que matemos.

En cada batalla obtendremos dinero para mejorar nuestras unidades y habilidades (como la velocidad de regeneración de maná o la cantidad máxima de éste). También obtendremos unas piedras llamadas Forging Stones si completamos un nivel en menos de 10 minutos, y que necesitaremos para comprar nuevos tipos de unidades o mejorar las que ya tenemos a una clase superior. Estas piedras sólo se reciben una vez por cada nivel, por lo que tendremos que completar nuevas misiones más avanzadas para conseguir más.

No sólo dirigiremos la creación de soldados, si no que además tenemos una ballesta en lo alto de nuestro castillo que podemos activar o desactivar en cualquier momento. Tendremos que ajustar el ángulo de disparo para que impacte en los enemigos ya que sus proyectiles también dañan a nuestras tropas.

Al principio es muy muy fácil ganar y es raro tardar más de dos minutos en completar una batalla, pero más adelante los enemigos empiezan a sacar unidades más avanzadas y la cosa se complica un poco.

En resumen: un juego sencillito, entretenido y gratis.