El timo de “Smoked by Windows Phone”

Microsoft lleva unos meses con una campaña publicitaria para Windows Phone que mezcla la propia publicidad con una especie de concurso.

La idea es la siguiente: vas a una tienda Microsoft y compites con un empleado para ver quién es más rápido a la hora de realizar una determinada tarea con el móvil (tú con el tuyo y el empleado con un Windows Phone). Si ganas, te llevas un portátil valorado en $1000.

Resulta que ayer mismo un participante pudo comprobar cómo a pesar de ganar al empleado de la tienda Microsoft se le negaba la victoria, y por tanto además el premio.

Vía skattertech: el reto del participante en cuestión (reto elegido por la empleada de la tienda Microsoft contra la que competía) consistía en ver quién era capaz de mostrar más rápido las condiciones climatológicas de dos ciudades distintas simultáneamente.

Ni Windows Phone ni Android muestran por defecto el clima (y menos aun el de dos ciudades a la vez) por lo que en el fondo la victoria consistía en ver quién era capaz de añadir antes dos widgets (o live tiles, en WP) de clima. La empleada de Microsoft ya tenía dos live tiles de clima configurados en su móvil (a fin de cuentas fue ella quien eligió el reto), pero no se esperaba que casualmente el participante con el que se enfrentaba tuviese también, casualmente, dos widgets de tiempo en la pantalla principal de su Android.

Comienza la competición, se hace una cuenta atrás de tres segundos para empezar… y el participante con Android pulsa el botón de encendido y grita: “hecho!!”.

Su teléfono tenía desactivada la pantalla de bloqueo (una opción disponible en Android), con lo que pudo mostrar la pantalla principal (y por tanto los widgets de clima) antes que la empleada de Microsoft.

¿La respuesta de la empleada? Una vaga excusa: “has perdido porque el Windows Phone muestra la información del clima ahí mismo”. El concursante de Android trató de explicar a la empleada que sus widgets estaban mostrando exactamente la misma información “ahí mismo”. Finalmente la decisión acabó siendo “has perdido porque sí, lárgate”.

¿La conclusión de la experiencia? El concurso “Smoked by Windows Phone” no es un concurso, es una campaña publicitaria de Microsoft para Windows Phone con el objetivo de mostrar su sistema operativo móvil como una alternativa superior a los productos rivales (es decir, principalmente a Android e iOS).

Ni siquiera es la primera vez que pasa, aunque al menos en otras situaciones similares el empleado de Microsoft forzaba al concursante de Android/iPhone a una revancha (es decir: “vamos a jugar a esto hasta que yo gane”) en vez de decirle que se fuese de la tienda.

No te molestes, no vas a ganar. Aunque ganes, no vas a ganar.