Anomaly Warzone Earth

Uno de los tipos de juego más comunes en Android es el “Tower Defense” (Robo Defense, Lair Defense, Plants vs Zombies…). La idea es colocar una serie de unidades defensivas en puntos estratégicos para frenar el avance del enemigo.

Lo interesante de Anomaly es que se nos ofrece jugar en el bando opuesto: el mapa está plagado de enemigos estáticos de distintas clases y seremos nosotros los que tendremos que avanzar entre ellos hasta alcanzar el objetivo.

La historia del juego (no excesivamente relevante) nos pone ante una invasión alienígena en el Bagdad del año 2018, donde la ciudad ha sido tomada y fortificada por estas criaturas. Nuestra misión es atravesar las líneas enemigas cumpliendo los objetivos que se nos asignen.

En general el objetivo es alcanzar un punto concreto del mapa, aunque según avancemos en el juego tendremos que realizar tareas intermedias, como rescatar unidades aliadas o destruir determinadas instalaciones enemigas.

La mecánica del juego se basa en tres partes:

  • Comprar y mejorar nuestras unidades.
  • Definir la ruta que seguirán a través del mapa.
  • Apoyar a nuestras unidades con las habilidades que tengamos disponibles.

Al principio de cada misión dispondremos de una cantidad determinada de dinero para comprar las unidades con las que comenzaremos la misión. Durante ésta iremos ganando dinero al destruir enemigos y al recoger ciertos minerales repartidos sobre el escenario, con lo que podremos comprar nuevas unidades o mejorar las que tenemos sobre la marcha.

Desde la pantalla de compra de unidades podremos también organizar su posición en el convoy para aprovechar las distintas características de cada tipo de vehículo.

Una vez tengamos seleccionadas nuestras unidades, deberemos definir la ruta que seguirán. Esta ruta es modificable en cualquier momento durante la misión.

Dependiendo de los recursos que tengamos disponibles podremos por ejemplo decidir ir directamente al objetivo evitando a los enemigos más peligrosos, o dar un rodeo para destruir más unidades y recolectar mineral extra de forma que tengamos fondos para mejorar nuestro convoy.

Comenzada la misión, nuestra tarea principal será ir lanzando habilidades sobre nuestras tropas y sobre los enemigos. Éstas habilidades tienen un efecto de área de un tamaño concreto dependiendo de la habilidad, y también tienen una duración limitada.

Podremos por ejemplo reparar nuestros vehículos, lanzar un camuflaje que dificulte a los enemigos el apuntar directamente a nuestras tropas, colocar señuelos para distraer el fuego enemigo o lanzar ataques aéreos sobre unidades alienígenas.

La gracia del juego está precisamente en este despliegue de las habilidades, ya que contamos con un número limitado de ellas. Podremos reabastecerlas al destruir algunos enemigos, momento en que nos lanzarán una habilidad aleatoria que podremos recoger, incrementando en 1 la cantidad disponible.

En el modo más sencillo de juego (“Casual”) no tendremos excesivas dificultades para ir completando misiones pero en los modos más avanzados la cosa se irá complicando considerablemente, obligándonos a calcular cuidadosamente la ruta, las unidades utilizadas, su orden en el convoy y el momento justo en que usar cada habilidad.

Anomaly Warzone Earth está disponible en Google Play por 2,99€.