Microsoft admite que WindowsPhone7 estaba obsoleto desde el momento en que se lanzó

Greg Sullivan, senior product manager de Windows Phone 7, admitió en una entrevista con CNET UK que Microsoft sabía desde el mismo momento del lanzamiento de su sistema operativo móvil que los clientes que comprasen dispositivos con dicho software no podrían actualizar a la nueva versión (WP8).

¿Cuál fue entonces el motivo del lanzamiento de una plataforma que se sabía obsoleta desde su origen? Sullivan lo expone lisa y llanamente: necesitaban algo que lanzar ya mismo, lo que fuese, para poder competir con iOS y Android.

La pregunta obvia es: si lo sabían, ¿por qué no se dijo nada a los clientes? ¿Lo sabían los partners?

La respuesta a la primera pregunta es evidente: si lo hubiesen dicho, de los pocos que compraron móviles con WP7 una buena parte se habría esperado a que saliese WP8.

La segunda cuestión en cambio está menos clara, sobre todo viendo la publicidad de Nokia: ¿a quién se le ocurre usar el lema “el beta test de los smartphones ha terminado” para promocionar un móvil obsoleto?

En su momento tuve mis dudas acerca del nombre elegido por Nokia para su línea de productos basados en WP7, pero visto lo visto tal vez resulte ser bastante adecuado.

A todo esto Nokia anunció esta misma semana en la televisión Finlandesa que tienen un plan de escape en caso de que Windows Phone fracase, aunque sin comentar nada acerca de en qué consiste dicho plan.

A estas alturas Android podría ser una opción, pero bastante arriesgada: a diferencia de la situación de años atrás ahora mismo Samsung está dominando el mercado de forma aplastante. Un nuevo jugador compitiendo contra el resto de OEMs del sistema operativo de Google lo tendría difícil, y más aun si hablamos de una empresa al borde de la ruina.

Es igualmente tarde para volver a los planes de Meego/Maemo, a pesar de que es una idea que me gustaría. Nokia ha malgastado mucho tiempo intentando impulsar la plataforma WindowsPhone7, un tiempo que podría haber aprovechado para crear un ecosistema alrededor de su propio sistema operativo.

Recordemos que la situación de Windows Phone allá por cuando Stephen Ellop tomó las riendas de Nokia no era demasiado diferente a la de Maemo… si acaso Maemo contaba con la ventaja de poder aprovechar las aplicaciones previas de Symbian, y de contar con una plataforma de desarrollo (QT) bastante nutrida de desarrolladores.

Los únicos planes viables parecen ser dos:

  • Vender toda o parte de su propiedad intelectual.
  • Vender directamente Nokia por un precio irrisorio gracias a la caída brutal del valor de sus acciones (y ahora que Microsoft se ha lanzado a la venta de hardware con Surface tal vez podrían estar interesados en la adquisición).

O tal vez simplemente confíen en que Microsoft salga al rescate y les inyecte más dinero. Esto tendría sentido en tanto que Windows Phone siga teniendo una acogida mediocre entre los demás OEMs y Microsoft necesite de Nokia para impulsar el producto, pero si se diese el caso de que Windows Phone 8 tuviese éxito está claro que el resto de fabricantes no se iban a dormir en los laureles.

Si Windows Phone 8 da mejores resultados que WP7 y otro OEM (por ejemplo Samsung) se lanza a devorar el mercado, ¿alguien cree que a Microsoft le va a importar que Nokia se hunda?.

  • papichulo

    que es windows phone? lo comento porque la gente no sabe qué es eso