Usando Google Apps para mejorar la seguridad de tus cuentas online

Cada vez que nos damos de alta en cualquier servicio online o creamos una cuenta en alguna web o foro es casi seguro que necesitemos proporcionar una dirección de correo electrónico, y en la gran mayoría de los casos podemos tener la seguridad de que la cuenta proporcionada comenzará inmediatamente a recibir spam.

Aunque esto puede ser un incordio, los filtros de spam suelen funcionar bastante bien (dependiendo de con qué proveedor tengas creada la cuenta de correo) así que normalmente todo ese correo basura irá a la carpeta correspondiente y ni siquiera lo veremos.

Lo que sí puede ser un problema es que si usamos nuestra cuenta personal estaremos proporcionando un elemento identificador que alguien podría usar para intentar acceder a los demás servicios en los que estamos dados de alta, además de poder intentar entrar directamente en nuestra cuenta de correo.

Para solucionar esto podemos usar la clásica estrategia de crear cuentas de correo basura destinadas únicamente a este fin, o podemos aprovechar una de las características de Google Apps: los alias.

En primer lugar necesitaremos obviamente una cuenta en Google Apps (el servicio básico es gratuito, y para uso personal nos vale de sobra). Además necesitamos asociar Google Apps a un nombre de dominio, el cual suele costar alrededor de 10€ al año dependiendo de con quién lo contratemos.

Cuando tengamos dicho dominio contratado, lo asociaremos con Google Apps aquí:

https://www.google.com/a/cpanel/standard/new3

Una vez configurado Google Apps y creada una dirección personal de correo del estilo [email protected], lo que vamos a hacer es crear alias para esta cuenta.

Estos alias funcionan como si fuesen direcciones de correo reales de forma que todos los emails enviados a ellas acabará en el buzón de nuestra dirección personal (en este caso [email protected]) pero no es posible hacer login en nuestro correo identificándonos con el alias, así que nadie puede usarlo como nombre de usuario para acceder a nuestra cuenta.

  • Entramos en nuestro correo de Google Apps o a través de www.google.com/apps y en el desplegable de arriba a la derecha seleccionamos la opción “Administrar este dominio”.
  • Vamos a la sección “Organization & Users” y pinchamos en el nombre de nuestro usuario.
  • Casi abajo del todo hay un apartado que pone “Nicknames”. Pinchamos en “Add a nickname” y rellenamos el campo que aparece con el nombre del alias que queremos agregar. Podemos crear hasta 30 alias.

Usaremos estos alias cuando necesitemos dar nuestra dirección para cualquier cosa, manteniendo siempre privada nuestra dirección real.

Además, con cada alias podemos crear direcciones del tipo [email protected].

En este caso por ejemplo habríamos creado con los pasos anteriores un alias llamado [email protected], que queremos usar para darnos de alta en una serie de servicios online. Uno de ellos es ebay, así que para tener luego controlado qué correos vienen de la dirección que les hemos dado a ebay al crear nuestra cuenta, en vez de poner [email protected] pondremos [email protected].

Los correos que se envíen a [email protected] se redirigen automáticamente a [email protected], que como es un alias de nuestra cuenta real acabarán en el buzón de [email protected].

Ventajas

Tenemos todos los accesos a los servicios en los que estemos dados de alta centralizados en un único sitio, pero sin que ninguno de esos servicios pueda identificar nuestra dirección real.

La ventaja de esto es que por ejemplo si necesitamos resetear la contraseña de alguno de esos servicios, el email de confirmación acabará en nuestro buzón personal y no tendremos que andar buscando con qué cuenta nos habíamos registrado.

Podemos generar varios alias diferentes (como comentaba antes, hasta 30) de forma que la dirección de correo proporcionada en un sitio no sirva para intentar hacer login en otro de ellos, ya que serían todas distintas.

Inconvenientes

Necesitamos contratar un dominio, aunque por otra parte esto nos permite tener una dirección de correo personalizada en vez del @gmail.com genérico.

Por otra parte si lo que buscamos además es anonimato en esos servicios en los que nos vamos a registrar, hemos de tener en cuenta que algunas de las empresas en las que podemos contratar el nombre de dominio pondrán dicho dominio a nuestro nombre, de forma que pueden saber quienes somos haciendo un whois de dicho dominio.

Si queremos anonimato deberemos buscar bien un registrador de dominio que no lo ponga a nuestro nombre (por ejemplo sindireccion.com, aunque ahí tienes que contratar el nombre de dominio junto con alojamiento web y el plan más barato es de 35€ al año) o que proporcione como servicio extra el esconder esta información (como por ejemplo hover.com).