Enviando mensajes de GTalk desde un script bash

Pues sí, efectivamente podemos enviar mensajes desde la consola, y podemos usarlo por ejemplo para recibir en nuestro móvil mensajes ante determinados eventos.

Es más usual el utilizar el correo para este propósito ya que dado que el email queda almacenado en nuestra cuenta podemos llevar un registro más fácilmente, e incluso realizar búsquedas, pero para determinadas tareas puede ser más útil el enviar simplemente un mensaje e incluso desactivar el log del chat para ese contacto de forma que sólo recibamos notificaciones puntuales sin estar almacenando guarrería que nunca nos molestaremos en mirar después.

Para poder enviar los mensajes necesitaremos la aplicación sendxmpp:

sudo apt-get install sendxmpp

Una vez instalada tendremos que configurar la cuenta de GTalk con la que queremos enviar los mensajes:

gedit ~/.sendxmpprc

Dentro de este archivo escribiremos una línea como ésta:

[email protected];talk.google.com mipassword

Sí, efectivamente tenemos ahí escrito nuestro password en un fichero de texto plano, por lo que es buena idea crear una cuenta de GMail específicamente para este propósito (teniendo en cuenta que deberemos agregar esta cuenta al chat de aquellos usuarios a los que queramos enviar mensajes, hasta que no nos acepten no les llegarán).

Además podemos cambiar los permisos del archivo para ningún otro usuario del PC pueda leerlo, si hay varios usuarios distintos usando nuestro ordenador:

chmod 600 ~/.sendxmpprc

Y listo.

Enviamos un mensaje de prueba para comprobar que funciona:

echo "Hola, probando" |sendxmpp -t -u miusuario -o gmail.com [email protected]

Tened en cuenta que donde pone “miusuario” se trata de nuestro nombre de la cuenta de GTalk pero sin el @gmail.com

Si el usuario [email protected] tiene agregado a [email protected] al chat de GTalk, debería recibir el mensaje que acabamos de enviar. Si todo va OK ya tenemos todo listo para añadir una línea como esa a nuestros scripts y enviarnos notificaciones en las situaciones que queramos.

Molto facile e divertente.