Exterminio relativamente satisfactorio

Plague IncNo se si será de los mismos desarrolladores pero hace ya bastante tiempo que apareció este mismo juego en una versión web (probablemente flash).

Sea como sea, ahora tenemos una versión para Android que al igual que la (digamos) original sigue siendo gratuita, aunque con la opción de adquirir algunas características “premium”.

¿El objetivo del juego? Acabar con toda la raza humana.

Plague Inc. pone en nuestras manos diversos tipos de agentes patógenos con los que infectar y aniquilar a la población mundial. Para ello tendremos que ir dotando a nuestro pequeñín de distintas características que potencien su capacidad de contagio, su supervivencia en entornos hostiles y su capacidad letal.

La idea y el componente de estrategia que ofrecen las diferentes mutaciones son definitivamente interesantes, el problema es que al menos hasta que avanzas lo suficiente para desbloquear agentes que cambien radicalmente el estilo de juego la estrategia para vencer es siempre la misma, y por tanto se puede volver algo repetitivo.

Lo primero será elegir con qué tipo de agente queremos jugar, aunque al principio sólo dispondremos de bacterias y tendremos que superar el juego (es decir, aniquilar a toda la población) para desbloquear el siguiente tipo de agente, y además deberemos hacerlo en los niveles de dificultad normal o difícil.

Una vez comenzada la partida la primera prioridad será potenciar la propagación de la bacteria. Tenemos varias opciones, por ejemplo mejorando las vías de aire y agua conseguiremos que se extienda bastante rápido a través de vuelos comerciales y barcos.

Transmisión

A medida que la infección se extienda iremos obteniendo DNA, que será la “moneda” que usaremos para realizar mejoras en la bacteria.

Para incrementar el ritmo de la propagación podemos adquirir algunas habilidades como la resistencia a antibióticos o a climas especialmente cálidos o fríos. Una vez tengamos la propagación en marcha y a buen ritmo podemos ir previniendo el posible desarrollo de una cura adquiriendo habilidades que dificulten la investigación.

Habilidades

En las primeras partidas puede que esto ni siquiera sea necesario, el truco es mantener la bacteria sin ser detectada hasta que toda la población mundial esté infectada. Para cuando salte la alarma y comience la investigación, si hemos jugado bien nuestras cartas, el ritmo de aniquilación será muy superior al del desarrollo de la cura.

Lo que haremos será no adquirir nada de la pestaña de “síntomas”.

Es posible que a lo largo de la partida nuestra bacteria decida mutar por su cuenta desarrollando algún síntoma aleatorio. Si la partida no está muy avanzada lo mejor es “des-evolucionar” la nueva característica para no llamar la atención.

Si estamos usando un virus en lugar de una bacteria la cosa se complica ligeramente ya que la tendencia a la mutación es mucho mayor y además la des-evolución de características consume DNA en vez de recuperarlo, pero aun así la estrategia sigue siendo la misma.

Teniendo todo esto en cuenta ya sólo nos queda espera a que no quede nadie en el mundo sin su ración de infección.

En ese momento deberíamos tener suficiente DNA acumulado para adquirir de golpe unos cuantos síntomas que conviertan a nuestro hasta ahora inocuo amiguito en una máquina de matar.

Síntomas

Y de nuevo sólo tendremos que esperar a que los (aproximadamente) 6.800 millones de habitantes de la tierra sucumban entre horribles sufrimientos. Opcionalmente también es buen momento para juntar las puntas de los dedos mientras dejamos escapar una risa maléfica.

Como decía al principio el juego es interesante, al menos para un par de partidas. Más allá de eso y a pesar de las variaciones que ofrece se vuelve algo repetitivo y no llama a seguir jugando una y otra vez.

No deja de ser recomendable en cualquier caso, teniendo en cuenta que es gratuito.

Lo bueno Lo malo
Google Play
6.5
  • Idea (relativamente) original
  • Gratuito
  • Entretenido a corto plazo

 

  • Desarrollo repetitivo
  • Insuficientes variaciones estratégicas
  • No está traducido