SmartTVs: más de TV que de Smart

SmartTvSon la moda en tecnología doméstica, y parece que te vayas a perder cantidad de cosas interesantes si no tienes una en casa.

De hecho es casi imposible comprar ningún modelo de TV relativamente reciente que no incluya por alguna parte una pegatina de “SmartTV”, sobre todo si vas a por tecnología LED.

Lo que yo me pregunto es: ¿qué tienen de “smart” las SmartTVs?

Me da la impresión de que, haciendo una analogía con la evolución de los teléfonos móviles a smartphones, las televisiones actuales apenas llegan al nivel de lo que ahora consideramos “feature phones”: el mismo producto con algunos extras mal puestos.

La idea de un televisor “inteligente” en principio es atractiva: añadir la funcionalidad que podrías tener al conectar un PC pero integrada en un único producto. Podremos por ejemplo hacer streaming directo desde un Media Server, navegar por internet, hablar a través de chat de vídeo, ver directamente las fotos y vídeos de nuestro móvil o tablet…

Suena bien, el problema es la implementación.

Cualquier SmartTV actual ofrece un botón que nos permite acceder a aplicaciones preinstaladas que nos añaden algunas de esas funcionalidades, además de ofrecernos un catálogo de aplicaciones extra que podemos instalar… y éste es el primer fallo.

La televisión es el ejemplo más claro de dispositivo de consumo de contenidos, y por tanto es absurdo que tengamos que tratar en absoluto con aplicaciones cuando el foco debería estar en el propio contenido, accesible de forma rápida y sencilla mientras que las aplicaciones que corren por debajo permanecen transparentes para el usuario.

Por poner un ejemplo: digamos que estoy en casa con unos amigos y quiero enseñarles un vídeo que me han enviado por Whatsapp. Sería mucho más cómodo poder verlo a buen tamaño y calidad en la televisión, pero los pasos serían los siguientes:

  • Pulsar el botón del mando para acceder a las funciones de SmartTV.
  • Arrancar una aplicación que me permita hacer esto (por ejemplo SwipeIt).
  • Arrancar esa misma aplicación en mi móvil.
  • Buscar en la aplicación del móvil mi televisión.
  • Autorizar en la televisión la conexión del dispositivo.
  • Volver al móvil y buscar el vídeo que quiero reproducir.
  • Hacer el gesto de “swipe” para comenzar el streaming.

Y todo esto suponiendo que tenga ya instalada la aplicación SwipeIt tanto en la tele como en el teléfono.

Resultado: al final acabo poniendo el vídeo en el móvil directamente.

Si pretenden que me crea que la televisión es de alguna forma “inteligente” todo esto debería haber funcionado de la siguiente forma:

  • Instalo el SwipeIt (o la aplicación que sea) tanto en el móvil como en la tele. Autorizo una vez y dicha autorización queda guardada de forma que pueda volver a conectar cuando quiera sin que me pregunte de nuevo.
  • Dicha autorización se registra en una base de datos común a la que puedan acceder todos los programas de la TV, de forma que un dispositivo autorizado no tenga que ser autorizado de nuevo para cualquier otra función.
  • La aplicación queda escuchando en background independientemente de que esté viendo una película o jugando con la consola, y mostrará inmediatamente el contenido que le envíe sin necesidad de tener que coger el mando ni entrar en el menú de aplicaciones para arrancar ningún programa.

(De hecho lo ideal es que todo funcionase a través de un estandar integrado en el televisor donde no necesitase siquiera instalar nada, pero consideremos aun así este caso menos óptimo como ejemplo).

Dado todo esto, que será algo que sólo tendría que hacer una única vez en toda la vida del televisor y/o del móvil, en el momento en que quiera mostrar cualquier contenido sólo tendría que hacer lo siguiente:

  • Esté donde esté dentro del móvil, desde cualquier aplicación, el menú de “compartir” me permitirá enviar el archivo de imagen, vídeo o lo que sea a la TV de igual forma que lo enviaría al Whatsapp, GMail, Facebook o cualquier otro destino.
  • La televisión automáticamente dejará de hacer lo que quiera que esté haciendo y mostrará el archivo enviado en pantalla.

Simple y rápido. Y viendo los anuncios de SmartTVs esto es claramente cómo nos pretenden hacer creer que funcionan estos aparatos, cuando la realidad es bastante distinta.

Y lo mismo pasa para reproducir vídeos desde un Media Server. Desde mi televisión tengo acceso en el menú “source” a los archivos de mi NAS y las series y películas de la biblioteca de Plex, pero si entro en cualquiera de estas opciones me aparece un menú a pantalla completa donde navegar por los contenidos y elegir el archivo a reproducir.

Esto es, mientras busco la película dentro de la biblioteca no puedo hacer ninguna otra cosa. ¿Es realmente necesario ocupar toda la pantalla con iconos extragrandes? ¿Por qué no puedo seguir viendo de fondo un canal de televisión mientras navego por la lista de películas en un menú OSD superpuesto?.

Algo por ejemplo como esto (haciendo un mockup rápido con el Gimp):

Mockup

 

¿Y qué decir del navegador de internet? Igual de triste e incómodo que por ejemplo el de la Playstation3. Para tener que aguantar eso prefiero coger el tablet o el móvil, y así por lo menos puedo seguir viendo lo que sea que estuviese viendo mientras tanto.

Lo cual me lleva a otro asunto que no es realmente una característica propia de las SmartTVs pero que refleja igualmente los patéticos resultados que han tenido hasta ahora todas las funcionalidades extra de las televisiones: el PiP.

¿Os acordáis del PiP? Esa función que supuestamente te permitía tener una especie de ventana chiquitita de un canal mientras veías otro diferente en el resto de la pantalla.

¿Alguien ha conseguido que le funcione alguna vez con la combinación de canales que quería? Porque a mi al menos cada vez que intentaba usarlo para algo que realmente me valiese de algo (como poner una preview de un canal mientras estaba con el ordenador en el resto de la pantalla) me salía con que esa combinación de fuentes de vídeo no estaba soportada.

Quizá algún día las SmartTVs evolucionen hacia lo que deben ser: dispositivos centrados en los contenidos, donde la reproducción desde cualquier medio sea instantánea y sin complicaciones, y donde todas las fuentes posibles de audio, vídeo, fotos o funciones de chat se integren entre sí sin fisuras.

De momento no estamos ahí. Ni de lejos.

  • Stego Mangante

    ¿Alguien ha conseguido que le funcione alguna vez con la combinación de canales que quería?

    – Si, el PiP me funciona perfectamente. Combino TV con PC constantemente y no encuentro problemas. Samsung 46UE8000D.

    • Eres afortunado entonces.
      A mi en una UE46ES5500 me permite ver un canal de TV mientras uso el PC, pero no ver el PC (ni ninguna otra cosa) mientras veo un canal de TV, ni tampoco ver simultáneamente ninguna combinación de fuentes HDMI y/o VGA.