Card Hunter: rol clásico en tu navegador

CardHunterCualquier friki que se precie recuerda esas míticas partidas de rol con los amigos, tanto en su versión puramente narrativa con papel y lápiz como en las versiones de tablero.

La conversión de estas aventuras roleras al mundo de los videojuegos ha ido normalmente en la línea de hacerte encarnar a los personajes de forma más o menos realista, en mundos abiertos como Skyrim o multijugador masivo como Dofus o World of Warcraft.

En esta ocasión sin embargo la perspectiva cambia: un juego de rol en el que somos jugadores jugando a un juego de rol clásico de tablero.

Card Hunter nos ofrece un juego de cartas y tablero de los de toda la vida al más puro estilo Descent o Heroquest, con nuestra hoja de personaje, dados, cartas de armas y habilidades, y un master (virtual en este caso) que nos narra la aventura.

Tablero

 

Tras un breve tutorial en el que jugaremos con personajes avanzados comenzaremos nuestra aventura desde cero. Deberemos elegir a los miembros de nuestro equipo de entre los disponibles inicialmente en la taberna, seleccionando la raza y clase de cada uno.

Desde el mapa general seleccionaremos a dónde queremos ir, pudiendo dirigirnos a localizaciones en las que avanzar la aventura actual, pasar por la taberna para ver los nuevos personajes que pueda haber disponibles o hacer algunas compras en la armería.

Mapa

La mecánica de juego es interesante porque aunque todas nuestras acciones durante un combate se realizan a través del uso de cartas (tanto para ataques y defensas como para los movimientos) la creación del mazo de cartas de cada personaje se basa en los objetos que éste lleva equipados.

Es decir, no tenemos que ir seleccionando y añadiendo cada carta de forma individual si no que por ejemplo colocando una espada de un tipo y nivel específico en nuestro guerrero éste sumará a su mazo un conjunto de cartas concreto. Cuanto mayor sea el nivel y la rareza del objeto mejores serán las cartas, aunque también cuenta la estrategia a la hora de seleccionar las cartas dependiendo del tipo de enemigos a los que nos enfrentemos.

Inventario

 

Al final de cada combate obtendremos unas recompensas aleatorias en forma de equipamiento que podemos usar o vender y tesoros con los que incrementar el oro de nuestro bolsillo al venderlos en la tienda.

Siendo un juego tipo “freemium” (o “free-to-play“), disponemos de dos tipos de “monedas” con las que realizar nuestras compras: el oro, que obtendremos directamente en el juego al vender tesoros y equipo que no necesitemos, y la pizza, que sólo se puede conseguir comprándola con dinero real.

Card Hunter se encuentra actualmente en fase beta, con lo que es posible que haya cambios y mejoras antes de su versión final. La intención es que, como suele ser en todas las betas, los jugadores aporten sus opiniones y críticas en los foros del desarrollador de cara a pulir los defectos.

Además los desarrolladores van siguiendo las estadísticas de juego para detectar las posibles irregularidades en el balance de los combates.

Si queréis empezar a probar el juego durante la beta sólo tenéis que dirigiros a la web de Card Hunter y rellenar el formulario “Apply for the Card Hunter Beta!“. En cuestión de uno o dos días tendréis en vuestro correo un enlace con vuestra clave para registraros (actualmente están aceptando unas 300 solicitudes cada día).

El juego ofrece además la posibilidad de jugar online contra otros jugadores, consiguiendo nuevos objetos en las batallas.

Se echa en falta quizá un modo cooperativo, al estilo de los ya mencionados juegos clásicos de tablero donde avanzar con un grupo de amigos a través de una aventura, aunque supongo que ahora mismo la prioridad es ajustar todo el sistema de combates, personajes y equipamientos.

A pesar el planteamiento relativamente simple del juego la implementación es excelente, con cantidad de animaciones muy visuales. Y es que no se trata de un equipo amateur de desarrolladores, ya que cuenta con gente que ha trabajado en proyectos como Bioshock, así como diseñadores de Magic.

Teniendo en cuenta que es gratis y que funciona desde el navegador (por lo que es completamente multiplataforma), si eres aficionado al rol ya estás tardando en registrarte y echar unas partidas.

  • Albatros XXI

    excelente descripcion, en cuanto pueda me pongo con el jeje