Gigantismo en Gnome-Shell

GnomeDespués de la última actualización de Gnome-Shell 3.10 me quedé un poco así como con la boca abierta cuando vi que la siguiente vez que arranqué el ordenador todo el interfaz era… gigante.

El caso es que al final tiene su explicación y puede que hasta no sea realmente culpa de la gente de Gnome: está previsto que para Gnome-Shell 3.12 se soporten las pantallas HIDPI, para las cuales al tener mayor número de píxeles por pulgada se puede duplicar el tamaño del interfaz manteniendo el mismo aspecto.

Ahora bien, ¿qué pasa si los valores EDID de tu monitor hacen pensar a Gnome que puedas tener una pantalla HIDPI sin tenerla en realidad?

Pues pasa algo como esto (hazte a la idea de que eso se está viendo en una pantalla de 46″):

La solución: decirle a Gnome-Shell que no se invente cosas y nos ponga el interfaz a escala normal. O en otras palabras, abrir el dconf-editor y poner a 1 el valor de “scaling-factor” en org.gnome.desktop.interface:

Entiendo que el valor “0” por defecto de ese campo significa “automático”, mientras que un valor numérico distinto indica el factor de escalado.

El cambio de aplica al instante en Gnome-Shell, aunque tendremos que cerrar sesión para que otros elementos (en concreto el cursor) se adapten al nuevo valor.