Warframe

descargaWarframe es un juego multiplataforma (PS4, XBOXOne y Windows), distribuido como Free to Play y desarrollado dando una cierta importancia al feedback de la comunidad.

Pero aparte de esto, ¿de qué va Warframe realmente?

La respuesta corta sería: un shooter en tercera persona con características de musou y el farming de un MMO.

Para la respuesta larga, sigue leyendo…

Digital Extremes (desarrolladores de juegos como Unreal, Unreal Tournament, Bioshock y The Darkness II) crearon allá por 2008 un juego de no excesivo éxito llamado Dark Sector, donde el argumento giraba en torno a una especie de arma biológica (technocyte) que mutaba a sus víctimas dándoles habilidades sobrehumanas. El protagonista por supuesto se infectará con dicho virus y junto con una especie de traje futurista se convertirá en algo parecido al protagonista de Crysis.

Warframe comenzó en cierta forma como un sucesor espiritual de Dark Sector, situándose en varios miles de años en el futuro pero retomando la idea de estos mismos trajes y habilidades. Su leitmotiv: ninjas en el espacio.

El juego original

Más o menos desde el principio la idea parecía ser tomar el control de uno de estos ninjas (llamados “warframes”, algo así como “estructuras de guerra”, o a fin de cuentas “armaduras de guerra”) y enfrentarnos a las tropas de dos facciones que luchan por el control del sistema solar (aquí llamado “sistema Origen”), viajando por diversos planetas y desbloqueando nuevas armas y personajes.

La jugabilidad era fluida pero ni de lejos tan rápida como la actual. Los enemigos (especialmente las unidades especiales) presentaban un desafío real, y el progreso requería de cierta táctica combinando las armas con las distintas habilidades de cada Frame.

El sistema de progreso

A pesar de tener componentes de Action RPG/MMO, en Warframe no hay realmente un nivel de personaje. El progreso viene determinado por el equipamiento que usemos y las mejoras que hayamos incorporado (algo parecido a, por ejemplo, Monster Hunter).

Los Frames (o sea, los “personajes” que podemos elegir) tienen cuatro habilidades disponibles, diferentes para cada Frame según la temática del mismo (por ejemplo Volt tiene habilidades relativas al manejo de la electricidad, mientras que Frost hace uso del frío). Al utilizar un Frame éste va ganando experiencia y subiendo de niveles hasta un máximo de 30, durante lo cual mejora en capacidad de escudos, vida, poder de las habilidades y capacidad de modificadores (más sobre esto luego).

Las armas (de las cuales podemos llevar tres simultáneamente: primaria, secundaria y cuerpo a cuerpo) progresan de manera idéntica.

Lo que realmente define el progreso, en realidad, es la parte de los modificadores. Para cada arma y Frame contamos de base con 1 punto de modificación por cada nivel que tenga dicho equipamiento (así en nivel 30 un rifle contaría con 30 puntos para modificación). Estos puntos sirven para equipar “Mods”, que son como cartas que encontramos durante el juego y que añaden diversas mejoras (daños elementales para las armas, mejoras de capacidad de escudos, capacidad de cargador…).

Además de tener que encontrar Mods, cada uno de ellos es mejorable en un número de niveles dependiendo del tipo de Mod (mejorando con ello los atributos que otorga) lo cual cuesta recursos que también hay que conseguir… y aquí ya te puedes ir haciendo una pequeña idea del nivel de farmeo que require el juego (y ni siquiera hemos rascado la superficie).

La evolución del juego

Viendo el vídeo de arriba puede que pienses “pero decías que Warframe es un musou… y eso no es un musou”. Y tendrías razón: Warframe no era un musou, pero ahora sí lo es.

Y ¿por qué? ¿Ha cambiado el concepto del juego? No realmente, lo que ha pasado es algo conocido en cualquier MMO: powercreep.

No conozco los detalles exactos de la historia, pero a grandes rasgos el desarrollo de los acontecimientos fue algo similar a esto:

  • Digital Extremes introdujo varios tipos de misiones, entre los cuales había algunos que parecían propiciar continuar con la misión de forma “infinita” en vez de tener una duración específica.
  • Parte de la comunidad pensó “bueno, eso podría estar guay… queremos misiones infinitas donde jugar durante horas hasta donde sea posible”.
  • Digital Extremes hizo eso: añadió misiones infinitas donde podías elegir si seguir jugando o salir después de cada ronda. Si seguías jugando, el nivel de los enemigos iba aumentando progresivamente (más salud, más armadura, más daño).
  • Los modos infinitos se convirtieron con el tiempo en el “end-game” de Warframe, con gente llegando a rondas donde los enemigos tenían niveles ridículos de vida y potencia de fuego… y en vez de aceptar que morir ahí era precisamente la idea, se exigió a Digital Extremes que se aumentara el poder de las armas y Frames para poder sobrevivir en esos niveles altos (o sea, balancear el juego en torno a enemigos desproporcionados que sólo te encuentras tras más de media hora en una misma misión).
  • Digital Extremes accedió. Poco a poco, gracias a habilidades de control de masas de Frames específicos aumentadas brutalmente con Mods hasta el min/max (otra de las lacras clásicas de los MMOs) el 99% del juego se volvió trivial mientras que el “end-game” de los niveles infinitos se basaba a partir de cierto número de rondas en hacer que el enemigo simplemente no pudiese moverse y/o atacar en absoluto.
  • Diversos factores introducidos durante este periodo rompieron completamente el sistema de economía de energía, dando a los jugadores formas más o menos sencillas de disponer de energía ilimitada y poder hacer spam de habilidades devastadoras de forma constante.
  • Digital Extremes contraatacó añadiendo nuevas unidades enemigas diseñadas para bloquear habilidades de los jugadores, lo cual lo único que consiguió es fortalecer aun más el “meta” del control de masas mientras se despachaban estas unidades como objetivos prioritarios.

Ya digo que quizá no sea una representación exacta de la historia, pero a groso modo fue más o menos así como a través de Mods con grandes porcentajes de aumentos el juego se convirtió en este musou actual donde puedes barrer oleadas de enemigos casi sin esfuerzo durante la mayor parte de las misiones.

Vamos, que de ser un juego de ninjas se ha llegado a algo donde puedes pasar el 90% de una misión sin hacer otra cosa que pulsar un botón continuamente:

Evolución de la historia

Decía que Warframe había empezado como “ninjas del espacio”, y aunque sigue con referencias a esa temática, la historia y el “lore” que han ido desarrollando con el tiempo han dado un giro a la idea.

No voy a hacer spoiler, pero a pesar de que no sean cosas que afecten en gran medida a lo que es la jugabilidad sí que hay algo más de profundidad argumental.

Free to Play

Warframe puede que sea el F2P más “Free” que me haya encontrado.

Como en todo este tipo de juegos existe un sistema doble de moneda: los “créditos” que obtienes normalmente durante el juego y el “platino”, que es la moneda que puedes comprar con dinero real.

Por poder puedes comprar casi cualquier cosa del juego con platino (y a precios ridículamente altos, por cierto) pero sólo hay tres cosas que únicamente son obtenibles con esta moneda:

  • Accesorios estéticos: no tienen ninguna utilidad funcional, simplemente estética y por tanto prescindible.
  • Paletas de colores para decorar tu equipamiento: igual que lo anterior, prescindible.
  • Slots de inventario: esto sí que no es prescindible, ya que necesitaremos un slot para cada arma o Frame que queramos tener disponible.

Inicialmente comienzas con 2 slots para Frames y 8 para armas. Cada slot de Frame cuesta 20p (20 monedas de platino, o lo que sea) y para armas te dan 2 adicionales por 12p.

Al registrarte en el juego te dan 50p, con lo que puedes empezar a jugar con 4 slots de Frames y 8 de armas o 3 de Frames y 10 de armas, que te da para jugar perfectamente a no ser que seas coleccionista.

Absolutamente todo lo demás se puede conseguir en el juego (echando horas a farmear, claro, ahí está el incentivo para los que se quieran dejar el dinero en vez del tiempo), y además casi todo lo que obtengas lo puedes comerciar con otros jugadores a cambio de otros objetos o platino… con lo que realmente puedes conseguir absolutamente cualquier cosa sin pagar un Euro, aunque con la contrapartida de requerir tiempo.

A fin de cuentas un Free to Play, pero que no te pone en ningún momento en la situación de tener que gastar dinero obligatoriamente para disfrutar del juego al completo.

La “polémica”

Por supuesto, como seguramente en cualquier otro MMO (y más aun siendo uno en que los desarrolladores piden feedback de la comunidad) tienes dos bandos claramente diferenciados:

  • Los que quieren que el juego evolucione siguiendo el estilo de juego original, con más desafío y menos spam de poderes, y por tanto limitando la capacidad destructiva de los jugadores.
  • Los que están satisfechos con el estilo de juego actual, o incluso quieren que evolucione aun más en esa línea.

Digital Extremes actualiza el juego de forma bastante frecuente, aunque no parecen tener demasiado claro por dónde quieren tirar exactamente así que todo es posible.

Entonces, ¿Warframe merece la pena o no?

Las características del juego pueden cambiar con el tiempo (según los desarrolladores después de 3 años sigue siendo “beta”), pero basándonos en cómo es Warframe ahora mismo diría que si te gustan los musou (o al menos no te disgustan, ya que hay opciones para otros estilos de juego según cómo y con quién juegues las misiones, pero en alguna parte te lo encontrarás), te gustan los juegos de farmeo y no eres propenso a ataques epilépticos por despliegues de luces dignos de un viaje de LSD en una discoteca de los 70, Warframe puede ser bastante recomendable.

Si no cumples esos requisitos, huye.