VMWare Workstation Player en Fedora 26

VMWare es una de esas aplicaciones que se convierten en una ruleta rusa cada vez que actualizas el sistema operativo (y en particular el kernel). La instalación de la aplicación necesita compilar algunos módulos para cargar en el kernel, lo que implica que estén disponibles las herramientas necesarias para la compilación, que estén instaladas las cabeceras del kernel, y que no haya habido ningún cambio en el nuevo kernel que impida el funcionamiento de los módulos.

Si has usado VMWare durante algunos años estarás ya acostumbrado a lidiar con estos problemas, que normalmente se acaban resolviendo cuando sacan una nueva versión del producto, pero a veces tardan bastante.

Con la última versión de VMWare Workstation Player (12.5.7) ya había ciertos problemas con Fedora 25, y ahora hay otros nuevos en Fedora 26.

Sigue leyendo

Desactivando la acción de “extraer” por defecto en Gnome

Desde hace relativamente poco, gracias a alguna de las actualizaciones de alguno de los componentes de Gnome, cada vez que se intenta abrir un archivo que pueda siquiera remotamente parecer que sea extraíble (obviamente zips, gz y demás, pero también docx por ejemplo) la acción por defecto es extraer en el directorio actual, ignorando la configuración de aplicación por defecto que hayamos configurado para ese tipo de archivo.

Lo que de primeras parece un bug resulta ser una funcionalidad no demasiado documentada: si al abrir el explorador de archivos (nautilus) hacemos click derecho en “Archivos” en la barra superior y ahí vamos a “Preferencias”, en la pestaña “Comportamiento” hay una opción marcada por defecto llamada “Extraer archivos al abrirlos”.

Si desmarcamos esa opción, el comportamiento volverá a ser el anterior y el archivo se abrirá con la aplicación que hayamos configurado.

Ajustando el firewall para permitir VPN en Fedora 24

Fedora-logo-black.sh-600x600Al intentar realizar una conexión VPN pptp en una instalación de Fedora Workstation ésta fallará sin dar demasiadas explicaciones (a no ser que investigues en los logs, y aun así tampoco aparece una explicación obvia) haciendo que posiblemente pierdas tiempo revisando toda la configuración de la VPN.

La razón sin embargo es simplemente que el tráfico GRE está por defecto bloqueado en el firewall, así que lo que necesitamos hacer es permitirlo:

firewall-cmd --permanent --direct --add-rule ipv4 filter INPUT 0 -p gre -j ACCEPT
firewall-cmd --permanent --direct --add-rule ipv6 filter INPUT 0 -p gre -j ACCEPT
firewall-cmd --reload

 

Warhammer: End of Times – Vermintide

Aunque lleva alrededor de un año disponible en PC no fue hasta hace poco que apareció la versión para consolas de Vermintide, y desgraciadamente lo hizo silenciosamente sin publicidad ni ningún otro tipo de ruido mediático.

Y digo “desgraciadamente” porque éste es un juego basado en cooperación online con otros tres jugadores, con lo que la relativa ausencia de los mismos se nota bastante a la hora de encontrar partidas a las que unirse (o jugadores que colaboren contigo en la tuya).

El caso es que sorprende su calidad (sobre todo dado lo desconocido que es), con un estilo que junta la cooperación de un Left4Dead con leves toques de rol a través del sistema de clases y loot, además de su extensión comparado con L4D al ofrecer una campaña de 13 mapas más una segunda campaña adicional con otros 3, además de un modo de hordas con 2 mapas.

Sigue leyendo

Agilizando la swap con zswap

En un artículo anterior veíamos cómo utilizar zram para crear un espacio de swap comprimido en memoria y así agilizar el intercambio y evitar problemas de ralentización del equipo cuando el I/O a swap fuese alto.

Vamos a ver en esta ocasión cómo conseguir el mismo objetivo con otro método diferente: zswap.

A groso modo tanto zram como zswap harán que la paginación se haga contra la memoria física aplicando compresión a los datos, pero mientras que con zram estamos creado un dispositivo de bloques de un tamaño concreto y añadiéndolo como partición swap, zswap tiene por detrás un mecanismo algo más complejo.

Sigue leyendo

Dark Souls 3 y el “je ne sais quoi” perdido

Mentiría si dijese que soy fan de Miyazaki de toda la vida porque en la época de su Armored Core no conocía de nada ni el juego ni al autor, pero desde el inicio de la saga Souls me enganchó totalmente con su habilidad de crear mundos interesantes (sin ser necesariamente originales) y el halo onírico en que conseguía envolverlos con su forma peculiar de contar historias.

El Demon Souls debí completarlo mínimo cinco veces, y Dark Souls otras tantas. El Dark Souls 2 me lo salté, no me acababan de convencer lo que vi del juego y la ausencia de la dirección de Miyazaki me daba un poco de mala espina.

Bloodborne me pareció sencillamente genial, y para no ser menos he debido de completarlo al menos siete veces. Es hasta cierto punto la misma fórmula de los Souls, sin innovar en nada, pero con algunas mecánicas nuevas y una ambientación victoriana que le da un aire diferente.

El Dark Souls 3 llegó con una mezcla de expectativas contrapuestas: por una parte estaba claro que iba a ser una nueva iteración de la misma fórmula (que entre la saga Souls previa y todos los juegos influenciados por ella empieza a hacerse añeja), aunque por otra Miyazaki volvía a estar en la dirección del proyecto y echaba algo de menos las sensaciones de Dark Souls 1.

Y no puedo decir que el juego sea malo (de hecho es excelente) pero no se… tengo la sensación de que algo falla. Hay algo que no es lo mismo, algo ha cambiado, y no de forma positiva como en el caso del Bloodborne.

Sigue leyendo

Agilizando la swap con zram

Prácticamente cualquier equipo más o menos moderno suele tener suficiente RAM para realizar cualquier tarea no excesivamente intensiva sin recurrir a swap en exceso… aunque luego resulta que te encuentras con aplicaciones como Chrome donde un par de perfiles abiertos y unas cuantas pestañas resultan al cabo de un tiempo en suficiente I/O para que mismamente cambiar a otra aplicación tarde algunos segundos.

Para evitar esto lo más lógico sería evitar ese tipo de aplicaciones, pero si por la razón que sea no se puede, no se quiere, o si estás usando un equipo con RAM bastante limitada, se puede recurrir a métodos como zram o zswap.

Hay algunas diferencias entre ambos métodos, aunque a efectos prácticos el resultado final que veremos será más o menos similar.

En este artículo vamos a ver cómo hacerlo con zram.

Sigue leyendo