Por qué no me convence el WindowsPhone7

Confieso que para mi WP7 entra ya con el pie izquierdo gracias a que Stephen Elop (uno de los accionistas mayoritarios de Microsoft) entrase como directivo de Nokia cual caballo de madera echando por tierra el futuro de un sistema operativo tan interesante como es Meego. No hay más que ver el Nokia N9 para que, como frikis que somos, se nos caiga una lagrimita ante la idea que hayan descartado el desarrollo de ese sistema en favor de lanzarse exclusivamente con WP7.

Sigue leyendo