Apple vs la realidad

A nadie le sorprenderá saber que el 99% de lo que nos cuentan en la publicidad es mentira (el otro 1% es sólo parecido a la realidad), lo cual es curioso porque aunque obviamente el objetivo es presentar un producto de forma atractiva al final una vez lo tengas en tus manos vas a darte cuenta de todas las mentiras que te han colado.

Hay productos que son claramente una estafa y que por si mismos, sin el bonito envoltorio de la falsedad de un anuncio, nadie en su sano juicio compraría.

Hay otros en cambio que sí tienen cualidades interesantes, y es en estos donde más sorprende que te mientan descaradamente. La potencial satisfacción por los puntos positivos del producto se mezcla con la decepción de todo aquello que parecía y no es.

Apple se encuentra en este segundo caso: sus dispositivos podrán ser mejores o peores que los de otras marcas, pero está claro que en conjunto no están mal. Sin embargo, ¿qué pasa cuando comparamos los que nos vende la publicidad de Apple con cómo funcionan sus productos en realidad?

Pues esto:

El jurado del juicio Apple vs Samsung no sabe lo que es el “arte previo”

Ahora que el juicio ha terminado (a falta obviamente de las obligadas apelaciones), los miembros del jurado tienen ya libertad para hablar con la prensa sobre el juicio… y cada vez que abren la boca se colman de gloria.

La última ha sido una entrevista al presidente del jurado (Vel Hogan), la persona que se autoproclamó experto en patentes ante el resto de los miembros y que les ilustró sobre cómo se debería proceder.

Pues este individuo ha declarado ahora por qué interpretó como válidas las patentes de Apple a pesar de todas las pruebas de “prior art”. Según él, el arte previo no invalida las patentes porque el software de Apple no corre en las mismas plataformas en las que corrían esos ejemplos de “prior art”.

Estooo… perdona, ¿qué?

Ni siquiera tienes la excusa de no tener ni puñetera idea, es que en las instrucciones proporcionadas al jurado se especifica expresamente que hasta algo que se haya escrito en un papel es válido como arte previo.

Sigue leyendo

Samsung declarada culpable en el juicio contra Apple

En lo que ha sido un juicio asombrosamente corto para lo que se suele estilar en este tipo de disputas, el jurado popular ha declarado a Samsung culpable de violación de patentes y ha fijado la multa en algo más de 1 billón de dólares.

Independientemente de la trivialidad de las patentes y de todos los argumentos sobre cómo el abuso de éstas perjudica a la innovación y a la industria en general, este juicio en concreto ha tenido unas características peculiares que no parten de interpretaciones de terceras partes, si no de las mismas declaraciones de los miembros del jurado.

De forma resumida: “Desde el primer día decidimos que Apple ganaría el juicio. Sólo nos faltaba decidir cuánto iba a pagar Samsung, y lo hicimos de forma rapidita porque era viernes y nos queríamos ir a casa”.

Sigue leyendo

Google y las third party cookies: un nuevo “drama”.

Hablar de Google está de moda. O para ser más exactos: hablar mal de Google está de moda.

No hay duda de que en ocasiones lo merece (y esta es una de esas ocasiones) pero resulta interesante que al igual que pasó con el anterior “drama” sobre la centralización de datos se hable exclusivamente de Google sin mencionar siquiera a otras grandes empresas que están haciendo exactamente lo mismo.

Sigue leyendo