The land of the free

A la sombra del caso Snowden están ocurriendo otras cosas que no aparecen en los medios con tanto bombo y platillo (si es que aparecen en absoluto).

Hace unos días el proveedor de correo electrónico Lavabit cerraba sus puertas como única forma de negarse a una orden de registro de la NSA para permitir las escuchas a sus usuarios, así como una “gag order”  (“orden mordaza”, por decirlo de alguna forma, o quizá más correctamente “secreto de sumario”) que le impedía notificárselo a los mismos.

Recientemente también el periódico inglés The Guardian recibió una orden de “entregar o destruir” toda la documentación relacionada con el caso Snowden. Poco después de dicha orden las autoridades británicas se personaron en las oficinas del periódico para destruir físicamente los discos duros y equipos.

Un detalle curioso de este intento de silenciar a la prensa es la guasa y prepotencia con que se notificó la orden. Cuando The Guardian argumentó que sin los documentos no podría seguir investigando y publicando artículos sobre el caso Snowden, la (anónima) autoridad británica respondió que “ya habéis tenido vuestro debate, no hace falta que sigáis escribiendo”.

Y aun hay más: David Miranda (pareja del periodista de The Guardian Glen Greenwald) fue retenido e interrogado durante nueve horas en Heathrow bajo el amparo de las leyes antiterroristas, y dejado después libre sin cargos pero requisando su ordenador, móvil y discos.

Hoy mismo Pamela Jones ha publicado un artículo en Groklaw anunciando el cierre definitivo de la web, dedicada desde hace años al seguimiento y documentación de casos judiciales. Según PJ, tras el cierre de Lavabit y la imposibilidad manifiesta de mantener correspondencia privada con sus colaboradores no ve sentido ni medios a la continuación de la página.

Es posible, tal vez, que su explicación y cierre repentino sin permitir siquiera comentarios al artículo sean una forma de decir que al igual que Lavabit (y seguramente tantos otros servicios) también ha recibido una orden de la NSA y la consiguiente “gag order” que le prohíbe informar a nadie de que todas las comunicaciones con los colaboradores estarían intervenidas.

“Si la tiranía y la opresión llegan a esta tierra, será bajo el disfraz de la lucha contra un enemigo extranjero.”
— James Madison (4º presidente de EEUU)

 

Lo más triste, señor Madison, no es que la tiranía y la opresión lleguen a EEUU. El problema es que por extensión nos llega también a todos los demás.

Los grupos de presión pro-copyright adoran la pornografía infantil

27 de Mayo del 2007. Johan Schlüte, cabeza del Grupo Anti-piratería Danés (Antipiratgruppen):

Debemos filtrar internet para vencer a la compartición de archivos online. Pero los políticos no entienden que compartir archivos online está mal, y esto es un problema para nosotros. Por tanto, debemos asociar el compartir archivos con la pornografía infantil. Porque eso es algo que los políticos comprenden, y algo que querrán filtrar fuera de internet.

Cary Sherman, presidente de la RIAA (Recording Industry Association of America):

Hicimos ver al Gobernador que existe solapamiento entre la pornografía infantil y la piratería, ya que todo tipo de archivos, legales o no, son compartidos por las redes peer-to-peer.

Sigue leyendo

La SOPA ha muerto? O’Rly?

Resulta que la Casa Blanca se ha opuesto a la aprobación de las dos controvertidas propuestas de ley: Stop Online Piracy Act (SOPA) y Protect IP Act (PIPA). Su razonamiento es que a pesar de que la piratería representa una amenaza para la economía americana, no apoyarán una ley que vaya en contra de la libertad de expresión.

Hasta aquí todo precioso: parece que las protestas de los ciudadanos y de ciertas empresas del sector han surtido efecto.

Pues bien, junto con esta noticia hay otras que matizan el asunto, y nada es tan bonito.

Sigue leyendo

Camarero, hay una mosca en mi SOPA

Cualquiera que sea asiduo a blogs o noticias relacionadas con la tecnología estará saturado de oir hablar de la SOPA y de EEUU metiendo las narices en asuntos de paises extranjeros (aunque esto ya no se restringe sólo a temas tecnológicos).

Aunque ya se sabía, han salido ahora más cables diplomáticos de la embajada de EEUU en España que confirman que todo el rollo de la ley Sinde fue elaborado por el gobierno de EEUU. Estuvieron amenazando a España con meterla en una lista negra y aplicarle bloqueos en plan Cuba si no aprobaba leyes contra las descargas en internet (más duras que las que ellos mismos aplican).

Sigue leyendo